Esta nueva forma de difusión de los datos estadísticos se basa en la utilización de los Sistemas de Información Geográfica (GIS), y permite el dibujo libre de áreas geográficas sobre un mapa o la utilización de capas geográficas existentes, tales como provincia, municipio, entidad de población, sección censal u otras.

Gracias a los Sistemas de Información Geográfica (GIS) también es posible consultar, de forma sencilla e intuitiva, información estadística sobre población, viviendas o establecimientos comerciales, mediante la selección por parte del usuario del área geográfica y la información estadística a visualizar.

Nos encontramos con una visión de la realidad territorial a disposición de los ciudadanos de un modo cada vez más interactivo y especializado.

Con la tecnología GIS es posible combinar diferentes conjuntos de datos localizados en el territorio: hostelería, comercios, centros educativos, culturales, sociales y sanitarios, con los datos estadísticos de población.

En el desarrollo de estas aplicaciones es fundamental contemplar el proceso de actualización de los datos y las restricciones para mantener el secreto estadístico.

La difusión de datos estadísticos mediante tecnología GIS supone un motor para abordar los desafíos de la sociedad y promocionar económicamente el territori