El modelado o la metodología BIM es claramente una tendencia a la hora de gestionar una edificación. Supone una aportación clave en la transformación digital de varios sectores relacionados (inmobiliario, construcción, real estate, industrial, servicios, etc.). Los datos geolocalizados conforman una parte imprescindible de BIM. Es por ello que vamos a hablaros de sus fundamentos y de cómo sacan provecho de la información geográfica

¿Qué es la metodología BIM?

Las siglas BIM se corresponden con Building Information Modeling (BIM). Se trata de una metodología colaborativa que abarca todos los aspectos de un proyecto de construcción, independientemente de su naturaleza.

Para profundizar más en el concepto de BIM, podemos acudir al estándar ISO 19650, específico para éste. Se trata de una norma que define la metodología BIM como el:

“Uso de una representación digital compartida de un activo construido, cuyo fin es facilitar los procesos de diseño, construcción y operación, y formar una base confiable para las decisiones.”

Por tanto, la digitalización es un elemento clave de BIM. De hecho, permite obtener un modelo digital completamente fiel a la construcción real, lo que se conoce como un gemelo digital.

La metodología BIM constituye un nivel superior al diseño de construcciones que únicamente se basaba en planos (2 dimensiones), aportando otras dimensiones, hasta llegar a 7:

Este gemelo digital cuenta con toda la información relevante que permite una optimización de todas las operaciones, ya que es accesible instantáneamente y desde cualquier lugar y en cualquier momento, por lo que se agiliza la toma de decisiones y esta se realiza basada en datos exactos, fiables y actualizados.

Otro aspecto clave de BIM que mencionamos al comienzo fue su faceta colaborativa. Y es que son muchos los actores responsables de que la obra funcione como un reloj. Con la metodología BIM todos ellos comparten información y recursos, facilitando el diálogo y el trabajo en equipo.

La importancia de los datos geográficos en las edificaciones

La información geográfica ha adquirido un gran valor a la hora de afrontar un proyecto de construcción, independientemente del tipo que sea (edificios de viviendas, oficinas, comerciales, plantas industriales…). Ya sea para comenzarlo desde cero o para realizar cualquier tipo de reforma, de mayor o menor calado.

Estos datos geolocalizados pueden hacer referencia a cualquier elemento de la edificación:

GEOGRAMA - Información geográfica y modelado BIM

Aplicaciones de la información geográfica en la metodología BIM

Podemos afirmar que la meta principal de la metodología BIM es centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital al que le han dado forma todos agentes implicados.

Tampoco debemos olvidar que BIM se aplica a todo el ciclo de vida de la construcción, desde el planteamiento inicial, hasta una vez que esté operativa y haya que realizar tareas de mantenimiento.

Pero la metodología BIM va más allá, saliendo del propio recinto de la edificación. Por ejemplo, plantea información interesante sobre la ubicación de los proveedores, permitiendo una elección óptima de los mismos en función de variables espaciales.

Con BIM tenemos identificados y localizados todos los elementos clave del edificio, además de factores relacionados, como pueden ser variables topográficas de interés.

Gracias a los datos espaciales asociados a los presentes en modelos BIM, los responsables tienen una información mucho más concreta y real de cada proyecto, pudiendo responder con celeridad ante diferentes contingencias y justificando sus acciones ante clientes.

Además, es posible previsualizar los resultados finales de un proyecto prácticamente desde la etapa de diseño y planteamiento inicial. Esto, por ejemplo, es útil para sectores como real estate, en el que los compradores de un inmueble tendrán ante sus ojos un modelo realista del mismo antes de que se complete la obra, lo que ayudará enormemente a la decisión final de compra.

Si nos centramos en los entornos industriales, con BIM podemos lograr, entre otros:

En Geograma hemos querido ayudar a todas las empresas que pueden obtener mucho valor a partir del aprovechamiento de todo lo que ofrece BIM. Por ello hemos desarrollado soluciones como GEOINMAP, pensado para la industria, que ofrece una gestión en tiempo real de todos sus recursos.

¿Crees que GEOINMAP es para ti o que puedes, de alguna manera, utilizar la metodología BIM para dar el impulso definitivo a tu proyecto? Habla con nosotros y lo haremos realidad.