La prioridad que supone el cuidado del medio ambiente ha cristalizado en iniciativas ambiciosas y de profundo calado. A nivel europeo, la más poderosa es el conocido como Pacto Verde. Un proyecto que no se hará realidad si no cuenta para ello con la información geográfica. Si has oído hablar de él, pero no tienes del todo claro en qué se basa, aquí tienes todo lo que debes saber sobre sus bases y el papel de los datos geolocalizados en su cumplimiento.

¿Qué es el Pacto Verde Europeo?

El Pacto Verde Europeo o European Green Deal es un conjunto de iniciativas y acciones planificadas por la Comisión Europea y cuya meta es que Europa sea un territorio climáticamente neutro respecto a emisiones de gases de efecto invernadero en 2050.

Éste fue presentado en 2019 como reacción a la creciente amenaza a la que se enfrenta Europa y todo el planeta por el cambio climático y la degradación generalizada del entorno natural. A la vez, impulsará la competitividad de la industria europea y garantizará una transición justa para las regiones y los trabajadores afectados.

¿En qué ámbitos actúa el Green Deal Europeo?

Para que el Pacto Verde Europeo sea algo más que una declaración de intenciones, debe involucrar a un conjunto de sectores y actividades clave, como son:

Beneficios globales del Pacto Verde Europeo

¿En qué se traducirá la consecución del objetivo de ser neutro en emisiones en 2050? Aquí tienes una lista de los beneficios más importantes que nos traerá el futuro de Europa:

GEOGRAMA - Pacto Verde Europeo y datos geográficos

¿Qué objetivos se marca y cómo los alcanzará?

El Pacto Verde Europeo transformará la UE en una economía moderna, eficiente en el uso de los recursos y competitiva, garantizando que:

El compromiso europeo es firme y decidido, tal y como demuestran las siguientes acciones:

Poner en marcha el Pacto Verde Europeo requiere de la intervención de los actores principales, denominados UTCUTS: el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura.

En este sentido, los estados miembros de la UE deben garantizar que las emisiones contabilizadas de gases de efecto invernadero derivadas de los UTCUTS se equilibren con, al menos, una absorción contabilizada equivalente de CO2 de la atmósfera en el período 2021 a 2030.

Datos geográficos y el Pacto Verde Europeo

Para facilitar la consecución de todos estos hitos, se debe simplificar y mejorar la calidad en el seguimiento de los objetivos, lo que deviene en la urgente necesidad de contar con más y mejores datos geográficos y de teleobservación.

Con los datos geográficos oportunos, podemos controlar la gran mayoría de aspectos implicados en el Green Deal europeo, como son:

Es evidente que desde el mundo de la cartografía tenemos la oportunidad de contribuir a lograr este desafío europeo que beneficiará la calidad de vida futura en el planeta azul. 

Desde Geograma no podemos permanecer indiferentes a ello. De hecho, muchos de los proyectos en los que hemos trabajado están destinados en gran parte a conseguir un entorno más amistoso con el medio ambiente. ¿Te animas a saber más sobre cómo alcanzamos esta meta? Ponte en contacto con nuestro equipo.